#EspecialCherchi
¿Qué pasó con Götze? El héroe del Mundial

Posted · Add Comment

Cuenta la leyenda que Joachim Löw le dijo unos segundos antes de hacerlo entrar en la final del mundial “Ve y demuestra que eres mejor que Messi”. Quince minutos después, Mario Götze silenciaba más de la mitad del mítico Maracaná con un gol que terminó por darle a Alemania su cuarto título mundial. Después de la gloria máxima a la que un futbolista puede aspirar, llegaron el fracaso y prácticamente el olvido.

Tres años después de anotar el único gol de la final de Brasil 2014 ante la Argentina de Messi, Götze debe comenzar casi de cero. Una enfermedad denominada miopatía, un desorden metabólico que afecta el funcionamiento de los músculos, le ha alejado del fútbol durante cinco meses. Mario regresó a entrenar de lleno con el Dortmund apenas esta semana y espera ser protagonista en la próxima Bundelisga luego de jugar solamente 11 partidos en su año de regreso con el club que le cobijó y le vio crecer desde su infancia.

Aquel gol en la final del mundial el 13 de julio de 2014 cerraba una temporada mágica para Mario Götze que un año antes había dejado al Dortmund para fichar por el Bayern Munich y convertirse en el talento joven más venerado del fútbol alemán. Joachim Löw lo bautizó el “Niño Maravilla”, Matthias Sammer , entonces Director Deportivo del Bayern, se refirió a él como “uno de los más grandes talentos que hemos tenido”. Su gol en el Maracaná lo anotó con 22 años recién cumplidos y el cielo parecía un límite corto para su talento, pero después del mundial Götze solo encontró decepciones en el mundo del fútbol.

En su segundo año con el Bayern solo marcó 9 goles en 28 partidos, al año siguiente jugó apenas 14 partidos de liga a las órdenes de Guardiola y lo mejor de su temporada llego cuando le anotó a su ex equipo, el Dortmund, en la goleada del Bayern 5-1 durante la fecha 8 del campeonato. Su rendimiento fue tan pobre que el Borussia Dortmund pudo repescarlo por €20 millones cuando el Bayern había pagado €35 millones por él, tres veranos antes. Hoy, después de cinco meses de luchar contra un desorden muscular y alejarse de las canchas, Mario Götze comienza de nuevo en Dortmund, sin grandes expectativas, sin reflectores, pero con la ilusión de al menos acercarse a la gloria que tocó con su botín izquierdo aquel verano en Río de Janeiro.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *