#JuevesRetro
Rocky Marciano. Noqueador invicto

Posted · Add Comment

Mucho se ha hablado esta semana sobre el record invicto de 50-0 que ostenta Floyd Mayweather Jr. después de acabar en 10 rounds con la figura de la UFC, Connor McGregor. Algunos lo consideran ilegítimo porque no peleó con un boxeador profesional para conseguirlo sino con un luchador reconvertido en pugilista por la necesidad de la riqueza. Pero el tema se volvió especialmente sensible porque con ese triunfo 50, Floyd mejoraba la marca invicta de una leyenda del ring como Rocky Marciano, el campeón de los pesos pesados que se retiró con foja de 49-0 y que 14 años más tarde pereció a un accidente aéreo.

Justo en este #JuevesRetro se cumplen 48 años de la muerte de Marciano quien en vida fuera uno de los boxeadores más valientes y arriesgados que se recuerde. Las comparaciones entre Floyd y Rocky simplemente sobran. En una época (de 1947 a 1955) en la que la técnica en el boxeo era menos depurada que en la actualidad, Marciano no era ni siquiera el mejor exponente. Rocco Francis Marchegiano (nombre real de Marciano) fue un peleador con una garra pocas veces igualada y en cada una de sus peleas parecía que su único objetivo era tirar más golpes que su rival, sin importar cuántos tuviera que absorber en el proceso. Allí aparece la primera gran diferencia con Mayweather quien hizo su carrera en función de recibir la menor cantidad posible de golpes y tirar también la menor cantidad necesaria para ganar un combate.

Marciano conquistó el título de los pesados en 1952 venciendo a Jersey Joe Walcott que, aunque 9 años más viejo que Rocky quien tenía 29, era amplio favorito para el combate. Walcott tumbó a Marciano en el primer round y ganaba con comodidad en las tarjetas hasta que en el décimo tercer asalto se cruzó con un gancho derecho del peleador nacido en Massachusetts que acabó con la pelea de manera fulminante. Marciano defendió su título mundial seis veces y además de dejar su record invicto de 49 triunfos, registró 43 de esas victorias por KO. En sus 50 combates profesionales, Floyd Mayweather ganó 27 antes de llegar a las tarjetas. Bajito para la categoría y de brazos muy cortos, Rocky compensaba todo con un corazón gigante.

Con este video recordamos la grandeza y la valentía que Rocky Marciano derrochó sobre el ring:

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *